Historia

El Real Club de Polo de Barcelona se fundó en 1897 por un grupo de aficionados al deporte del Polo. En 1996, 100 años después de su fundación, el número de socios era de 8.970. En 1997, con motivo del centenario del Club se realizó una oferta para nuevas incorporaciones de socios y el número se situó en 10.600. En 2014 el Club contaba con 10.629 socios.

Los orígenes

El Polo, la nueva pasión de los barceloneses

El Real Club de Polo de Barcelona nació gracias a la iniciativa de un grupo de jugadores de Polo, encabezados por Enrique Ibarrola. El objetivo de la sociedad era fomentar el juego del polo y la afición al deporte hípico. Las actividades de la entidad se desarrollaban en la cancha central del ya desaparecido Hipódromo de Can Tunis. Cinco años después, la Plaza de Armas del Parque de la Ciudadela acogía el primer Concurso Hípico de la ciudad.

Debido a la creación del puerto franco el “Real Polo Club de Barcelona” se trasladó a los terrenos de Sarriá, conocidos como “Can Rabia”, donde se fusionó con el “Barcelona Jockey Club”. Después de cambiar los estatutos, al 1912 adoptó el nombre de “Real Polo Jockey Club de Barcelona”.

Llegan el tenis y el hockey

En 1904 se constituyó la Asociación de Lawn Tenis de Barcelona, con el Polo Club de Barcelona como uno de los cinco miembros fundadores. Un año antes, en 1903 los clubes Barcelona Lawn Tenis Club, la Sportverein, el Salud Sport Club y el Polo Club de Barcelona organizaron el primer torneo internacional de tenis en Barcelona.

En 1907 el hockey comenzó a desarrollarse entre algunos socios del Polo Club de Barcelona.  En 1912 se jugó el primer encuentro de hockey en España entre dos equipos completos. El Polo Jockey Club desafió al Español y le ganó por 5 goles a 2. En los próximos años el Real Club de Polo de Barcelona nutriría de jugadores a la selección española de hockey tanto en campeonatos internacionales como en juegos olímpicos. 58 jugadores del Polo han defendido los colores de España en diferentes Juegos Olímpicos.

El Real Club de Polo en la Diagonal

El año 1932 y por una clara necesidad de ampliación de sus instalaciones, el club ocupó los terrenos de la Diagonal, donde se encuentra en la actualidad. En 1939 la denominación oficial es Real Club de Polo de Barcelona.

El turno del Pádel

En los años noventa el Club incorpora una nueva y emergente disciplina deportiva al cuadro principal de deportes practicados en sus instalaciones: el Pádel. En la actualidad, la sección de padel del Polo es tremendamente activa, tanto a nivel de escuela infantil en todas sus categorías como en sus clases a adultos. Competiciones sociales, territoriales, nacionales y los Campeonatos Internacionales de Padel de Cataluña, ofrecen un amplio abanico de posibilidades tanto a practicantes como a aficionados en general. Las once pistas de Padel de que el Club dispone en la actualidad se encuentran en uso a casi todas las horas del día.

 

El nacimiento del Club de Polo de Barcelona

Los primeros concursos hípicos

Polo, Hípica, Hockey y Tenis

Polo, Hípica, Hockey y Tenis

El deporte

Proyección Internacional

Los deportes se han ido desarrollando y consolidando dentro la vida del club, llegando a la organización de acontecimientos internacionales tan importantes como el Campeonato del Mundo de Hockey (1970), la Copa de Europa de Clubes Campeones de Hockey (1978 y 1980), las pruebas hípicas de los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992, el Torneo Preolímpico de Hockey (1996) y a 2004 la Copa de Europa de Clubes Campeones de Liga así como la Júnior Davis Cup y la Junior Fed Cup. La organización de la Final de la Samsung Super League de Salto de obstáculos, sitúa a este club barcelonés en la élite de los ocho mejores concursos hípicos del mundo. Recientemente el Real Club de Polo de Barcelona ha constituido la Barcelona Equestrian Challenge, ambicioso proyecto que, durante 3 años convierte a la ciudad en epicentro del mundo ecuestre. Y dentro de la BHW destaca la celebración de la final de la nueva liga mundial de salto de obstáculos, considerada la competición más importante del mundo, la Furusiyya FEI Nations CupTM Jumping Final.

Competiciones internacionales más relevantes de carácter anual:

  • el Torneo Internacional de Hockey de Reyes* (enero)
  • el Torneo Internacional de Polo (Barcelona Polo Challenge)* (abril/mayo)
  • la Copa Potter de Tenis de Veteranos (mayo/junio)
  • los Campeonatos Internacionales de Pádel de Cataluña (junio)
  • el ITF Sénior grado 1 (julio)
  • el Concurso de Saltos Internacional Oficial (CSIO) de Barcelona * (septiembre)
  • el Gran Premi Ciutat de Barcelona de Polo (noviembre)

* acontecimiento deportivo internacional declarado por Turisme de Barcelona como “de máximo interés en Cataluña”. El Real Club de Polo es la única entidad que organiza 3 de los 18 eventos internacionales seleccionados por Turisme de Barcelona.

Gran actividad para todos

Numerosos torneos y competiciones sociales, regionales y nacionales garantizan a socios y deportistas foráneos una gran actividad deportiva durante todo el año:

  • más de 4000 practicantes con licencia federativa en los diferentes deportes
  • cerca de 2000 alumnos en las Escuelas Deportivas
  • más de 100 equipos de competición están dados de alta federativa
  • más de 160 torneos se celebran anualmente en el RCPB
  • más de 17000 deportistas utilizan anualmente las instalaciones del RCPB (entre socios y no socios)

Y más…

En la actualidad, el Club sigue en un proceso constante de actualización de sus instalaciones y servicios deportivos y sociales. Una amplia zona de actividades dirigidas como aerobic, thai-chi, yoga, aquagym y sala de fitness con las más modernas máquinas completan la oferta de la actividad deportiva, además de los juegos de mesa come le Bridge y el Domino.

Los J.J.O.O. de Barcelona:

Con motivo de la celebración de las pruebas hípicas del Juegos Olímpicos de Barcelona'92 en el Real Club de Polo, este fue sometido a una total remodelación de sus instalaciones ecuestres, y podemos decir que hoy es un de los clubes deportivos de más alto nivel internacional por la variedad, cantidad y calidad de las mismas. El Real Club de Polo de Barcelona fue la única instalación privada que albergó competición olímpica y supo conjugar a la perfección su día a día social y deportivo con un evento que conlleva la máxima expresión organizativa y logística. Los socios del Club fueron pieza clave para el éxito de tan importante proyecto.

 

De la carretera de Sarria a la Diagonal

Los  J.J.O.O. de Barcelona

El entorno

Reconocimientos institucionales

En 1997 y con motivo del centenario del club, el gobierno español otorgó al RCPB “la Real Orden al Mérito Deportivo” por su valiosa aportación a la actividad deportiva nacional e internacional. Paralelamente, el Ayuntamiento de Barcelona le concedió la misma distinción en reconocimiento a su contribución tanto al deporte catalán como a la ciudad.

La Federación Ecuestre Internacional, por su parte, ha valorado con la máxima calificación las seis finales de la Samsung Super League with FEI organizadas en las magníficas instalaciones ecuestres olímpicas del Club.

En 2009, la Generalitat realizó una valoración exhaustiva de los más de 1400 clubes de Cataluña. El Real Club de Polo de Barcelona resultó el segundo mejor valorado, precedido exclusivamente por el Futbol Club Barcelona. En 2010, el Real Club de Polo fue elegido como mejor club de Tenis de España por la Asociación de Profesionales de Tenis.

En 2013, la concesión al Real Club de Polo de Barcelona de la primera final mundial de la Copa de Naciones Furusiyya™ de Salto de Obstáculos y su repetición en 2014 son una nueva muestra de la solidez organizativa y de la calidad de las instalaciones de este club barcelonés.

El Real Club de Polo de Barcelona y la cuidad

Como parte de la ciudad, el Real Club de Polo de Barcelona ha albergado celebraciones y actividades propias de Barcelona, como las Fiestas de la Mercé, actuaciones de la Sección Montada de la Guardia Monta, las pruebas-test para los Juegos Olímpicos de Barcelona'92 de Pentathlón Moderno y de Hípica, las pruebas hípicas de los Juegos Olímpicos de Barcelona'92 y, recientemente, las pruebas hípicas de los Juegos Internacionales de Bomberos y Policías. Y como proyecto futuro y, atendiendo como siempre las solicitudes de las instituciones, el RCPB acogerá las pruebas hípicas de los Juegos del Mediterráneo de 2017.

El año 2003, y con el espíritu de fomentar el deporte entre los barceloneses más jóvenes, el RCPB organizó, de la mano de la Federación Catalana de Tenis y del Ayuntamiento de Barcelona, el torneo escolar de tenis Barcelona 10, dirigido a niños y niñas de escuelas de los 10 distritos de Barcelona que deseasen competir en este deporte, tuviesen o no conocimientos. No es preciso decir, que el torneo fue todo un éxito y que, sin duda, fue una interesante iniciativa para fomentar el tenis entre los más jóvenes.

La solidaridad, una de las premisas del Club

Por otro lado, el Polo acoge a personas discapacitadas para ayudarlas en la mejora de sus enfermedades mediante su contacto con los ponis y caballos de la escuela hípica. Dos equipos de “Special Hockey” formados por jóvenes discapacitados del distrito de Les Corts forman actualmente parte de la Sección de Hockey del Club, que les dedica tiempo y medios para apoyarles en su día a día. La Sección de Tenis cuida su vertiente solidaria a través de clases para personas con enfermedades mentales así como también la de Padel dedica esfuerzos a atender a discapacitados. Además, a lo largo del año el Real Club de Polo de Barcelona celebra numerosos eventos tanto sociales como deportivos cuyo fin es de recaudar para ayudar a los más desfavorecidos.

 

De la carretera de Sarria a la Diagonal

El futuro

Servicio y espectáculo

Es obvio que en sus 117 años de vida, el RCPB ha pasado por muchas y muy diversas etapas, siempre como entidad emblemática de una ciudad tan importante como Barcelona. En el futuro, este Club continuará trabajando para ofrecer el mejor servicio a sus más de 10.200 socios, fomentando la enseñanza y la práctica del deporte siempre dentro de un marco de deportividad, fair play, respeto y compañerismo. Bajo la actual presidencia de Curro Espinós de Pascual, continuará creciendo y mejorando día a día en la organización de sus acontecimientos deportivos internacionales, mediante los cuales el Polo y Barcelona se convierten, al menos cinco veces el año, en escaparates del mejor espectáculo deportivo.

Asimismo, este club centenario continuará fomentando el deporte entre sus asociados, abriendo sus puertas a todos aquellos deportistas foráneos que deseen visitar sus instalaciones y competir en las muchísimas competiciones interclubes, territoriales, y nacionales que se organizan.

El cuidado en la atención y en el servicio al socio son, también, claves del éxito del RCPB, entidad familiar que respira, por sus cuatro costados, pasión por el deporte.

 

De la carretera de Sarria a la Diagonal
˄